28 de febrero de 2014

Papa Francisco catequesis día 26 de febrero

 


“Quién está enfermo, que llame a los presbíteros de la Iglesia para que ellos oren por él y lo unjan con aceite en el nombre del Señor. Y la oración que nace de la fe salvará al enfermo, el Señor lo aliviará y, si tuviera pecados, le serán perdonados” (5,14-15). Se trata por lo tanto de una praxis que estaba en uso ya en tiempos de los Apóstoles. Jesús, de hecho, ha enseñado a sus discípulos a tener su misma predilección por lo enfermos y por los sufrientes y les ha transmitido la capacidad y el deber de continuar derramando, en su nombre y según su corazón, alivio y paz, a través de la gracia especial de este Sacramento.

Pero esto no nos debe hacer caer en la búsqueda obsesiva del milagro o en la presunción de poder obtener siempre y de todos modos la curación. Pero, es la seguridad de la cercanía de Jesús al enfermo, también al anciano, porque todo anciano, toda persona de más de 65 años puede recibir este Sacramento: es Jesús que se acerca. Pero cuando hay un enfermo
se piensa: “Llamemos al cura, al sacerdote para que venga. No, no, porque trae mala suerte, entonces no, no lo llamamos” o “después se asustará el enfermo”. ¿Por qué? Porque existe un poco la idea que, cuando hay un enfermo y viene el sacerdote, después de él llega la pompa fúnebre: y eso no es verdad, ¡eh! El sacerdote viene para ayudar al enfermo o al anciano: por esto es tan importante la visita del sacerdote a los enfermos. Llamarlo: “hay un enfermo, venga, dele la unción, bendígalo”. Porque es Jesús que llega para aliviarlo, para darle fuerza, para darle esperanza, para ayudarlo. También para perdonarle los pecados. ¡Y esto es hermoso! Y no piensen que esto sea un tabú, porque siempre es hermoso saber que en el momento del dolor y de la enfermedad nosotros no estamos solos: el sacerdote y aquellos que están presentes durante la Unción de los enfermos representan,
en efecto, a toda la comunidad cristiana que, como un único cuerpo, con Jesús, se estrecha entorno a quien sufre y a los familiares, alimentando en ellos la fe y la esperanza y apoyándolos con la oración y el calor fraterno
. Pero el consuelo más grande deriva del hecho que, el que se hace presente en el Sacramento es el mismo Señor Jesús, que nos toma de la mano, nos acaricia como hacía con los enfermos, Él, y nos recuerda que ya le pertenecemos y que nada – ni siquiera el mal y la muerte – podrá nunca separarnos de Él. Pero tengamos esta costumbre de llamar al sacerdote, porque a nuestros enfermos – no digo los enfermos de gripe, de tres, cuatro días, sino cuando es una enfermedad seria – y también a nuestros ancianos, venga y les dé este Sacramento, este consuelo, esta fuerza de Jesús para seguir adelante. ¡Hagámoslo! Gracias.

27 de febrero de 2014

Amianto: un asesino que se toma su tiempo

 


También conocido como asbesto, es una fibra mineral natural que se utilizó históricamente como aislante del fuego, tanto en industrias como en hogares. 

Los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) son preocupantes: en el mundo, hay unas 125 millones de personas expuestas a este mineral en el lugar de trabajo, lo que causa más de 107 mil muertes anuales por cáncer de pulmón relacionado con el asbesto, mesotelioma y asbestosis.

El amianto o asbesto  es una fibra mineral natural que, por sus características tecnológicas excepcionales, se utilizó en múltiples aplicaciones en construcción, industria y productos de gran consumo. Este mineral es un aislante del calor y el fuego, por lo que se lo podía encontrar tanto en fábricas y pastillas de freno de autos, como en estufas a kerosene y tablas de planchar. En construcción, aún se lo encuentra como aislante térmico e impermeabilizante revistiendo piezas portantes de acero, calderas metálicas y antepechos de ventanas de madera con radiadores, adhesivos para baldosas y como aislante acústico en spray, entre otros usos.
Esta fibra "está compuesta por un conjunto de miles de fibrillas elementales sólidamente  unidas". Su alta toxicidad reside en que esas fibrillas pueden separarse con facilidad en fibras cada vez más finas hasta llegar a tamaños microscópicos: billones de ellas pueden estar en el ambiente y ser transportadas por corrientes de aire hasta distancias considerables.

25 de febrero de 2014

Trasformación




"En el fondo de un viejo estanque vivía un grupo de larvas que no comprendían por qué cuando alguna de ellas ascendía por los largos tallos de lirio hasta la superficie del agua, nunca más volvía a descender donde ellas estaban. Se prometieron una a otra que la próxima de ellas que subiera hasta la superficie, volvería para decirles a las demás lo que había ocurrido. Poco después, una de dichas larvas sintió un deseo irresistible de ascender hasta la superficie. Comenzó a caminar hacia arriba por uno de los finos tallos verticales y cuando finalmente estuvo fuera se puso a descansar sobre una hoja de lirio. Entonces experimentó una trasformación magnífica que la convirtió en una hermosa libélula con unas alas bellísimas. Trató de cumplir su promesa, pero fue en vano. Volando de un extremo al otro de la charca podía ver a sus amigas sobre el fondo. Entonces comprendió que incluso si ellas a su vez hubieran podido verla, nunca habrían reconocido en esta criatura radiante a una de sus compañeras. 
El hecho de que después de esa trasformación que llamamos muerte no podamos ver a nuestros amigos ni comunicarnos con ellos, no significa que hayan dejado de existir".

 alegoría de Walter Dudley Cavert

24 de febrero de 2014

Haiku


 
La ciudad llora
La barra está libre
El escalofrío perdura
Los leones se fueron 
A los lados, nada…
Al medio, también
Y más allá, vacío
Alguien llora…
 

23 de febrero de 2014

¿Qué son y deben ser los Cuidados Paliativos?. El programa Crónicas se acerca en esta ocasión a la realidad de unos servicios sanitarios muy especiales, para unos pacientes que también lo son. Los cuidados paliativos representan otra forma de entender la Medicina y la atención sanitaria; un trabajo, siempre en equipo, que además de curar , tiene, cada vez más, que aprender a cuidar.
ver el vídeo     Crónicas Cuando llega el final

SONETO XVIII




¿Qué tengo yo que mi amistad procuras?
¿Qué interés se te sigue, Jesús mío,
que a mi puerta, cubierto de rocío,
pasas las noches del invierno escuras?
¡Oh, cuánto fueron mis entrañas duras,
pues no te abrí! ¡Qué estraño desvarío
si de mi ingratitud el yelo frío
secó las llagas de tus plantas puras!

¡Cuántas veces el ángel me decía:
Alma, asómate agora a la ventana,
verás con cuánto amor llamar porfía!

¡Y cuántas, hermosura soberana:
Mañana le abriremos -- respondía --,
para lo mismo responder mañana!

 Lope de Vega

22 de febrero de 2014

Asbesto: el veneno que mata en el tiempo





Entre 40.000 y 60.000 trabajadores españoles morirán de cáncer hasta el 2030 por haber estado expuestos al amianto durante las dos últimas décadas. Las cifras son de auténtico escándalo. Pero todavía es más escandalosa la desatención y el olvido de los poderes públicos hacia las víctimas y sus familiares, en una situación explosiva que requiere la adopción de medidas urgentes.

La cifra es muy baja, ya que un estudio europeo sobre exposición a cancerígenos, el proyecto Carex, considera que en nuestro país había unos 57.000 trabajadores del amianto hacia la mitad de los años 90, mientras que otras estimaciones consideran que en los últimos 40 años habrán sido unos 200.000 los trabajadores expuestos.


21 de febrero de 2014

Dolor


 Dolor es un término que señala una sensación molesta, aflictiva y por lo general desagradable en el cuerpo o el espíritu. Puede tratarse, por lo tanto, de una experiencia sensorial y objetiva como el dolor físico o emocional y subjetiva como el dolor anímico. El dolor es captado por las terminaciones nerviosas que lo convierten en impulsos eléctricos que son enviados al cerebro a través de los neurotransmisores y allí se los registra de manera consciente. No todas las personas perciben al dolor de la misma forma, hay algunos que presentan una mayor tolerancia al dolor que otros. El umbral del dolor, tal como se denomina al punto a partir del cual se percibe el dolor, es lo que generalmente se evalúa para determinar si alguien es resistente o no al mismo.

"La elaboración del duelo significa ponerse en contacto con el vacío que ha dejado la pérdida de lo que no está, valorar su importancia y soportar el sufrimiento y la frustración que comporta su ausencia"
Jorge Bucay


20 de febrero de 2014

Destino de los justos y de los impíos


 Libro de la Sabiduría

CAPÍTULO 3
Destino de los justos y de los impíos
3:1 Las almas de los justos están en las manos de Dios, y no los afectará ningún tormento.
3:2 A los ojos de los insensatos parecían muertos;
su partida de este mundo fue considerada una desgracia
3:3 y su alejamiento de nosotros, una completa destrucción;
pero ellos están en paz.
3:4 A los ojos de los hombres, ellos fueron castigados,
pero su esperanza estaba colmada de inmortalidad.
3:5 Por una leve corrección, recibirán grandes beneficios,
porque Dios los puso a prueba
y los encontró dignos de él.
3:6 Los probó como oro en el crisol
y los aceptó como un holocausto.
3:7 Por eso brillarán cuando Dios los visite,
y se extenderán como chispas por los rastrojos.
3:8 Juzgarán a las naciones y dominarán a los pueblos,
y el Señor será su rey para siempre.
3:9 Los que confían en él comprenderán la verdad
y los que le son fieles permanecerán junto a él en el amor.
Porque la gracia y la misericordia son para sus elegidos.
3:10 Pero los impíos tendrán un castigo conforme a sus razonamientos,
porque desdeñaron al justo y se apartaron del Señor.
3:11 El que desprecia la sabiduría y la enseñanza es un desdichado:
¡vana es su esperanza,
inútiles sus esfuerzos,
infructuosas sus obras!

18 de febrero de 2014

Tal vez mañana sea muy tarde

Si estás enojado con alguien y nadie hace nada por arreglar la situación... arréglala tú. Tal vez hoy, esa persona todavía quiera ser tu amigo, pero si no lo arreglas... 
Tal vez mañana sea muy tarde

Si estás enamorado de alguien, pero esa persona no lo sabe… díselo. Tal vez hoy, esa persona también esté enamorada de ti, pero si no se lo dices hoy... 
Tal vez mañana sea muy tarde.
 
Si te mueres de ganas por darle un beso a alguien... dáselo. Tal vez esa persona también quiere un beso tuyo, pero si no se lo das hoy...
Tal vez mañana sea muy tarde
 

Si todavía amas a una persona que crees que te ha olvidado.... díselo. Tal vez esa persona siempre te ha amado, pero si no se lo dices hoy...
Tal vez mañana sea muy tarde.
 

Si necesitas un abrazo de un amigo… pídeselo. Tal vez él lo necesite más que tú, pero si no se lo pides hoy...
Tal vez mañana sea muy tarde.
 

Si de verdad tienes amigos a los cuales aprecias... díselos hoy. Tal vez ellos también te aprecien, pero si se van...
Tal vez mañana sea muy tarde.
 

Si quieres a tus padres, y nunca has tenido la oportunidad de demostrárselo... hazlo. Tal vez hoy, los tienes ahí para hacerlo, pero si se marchan...
Tal vez mañana sea muy tarde.

16 de febrero de 2014

El duelo en psiquiatria






Ayer  intente dejar el luto. Me despoje de la corbata y volví a abrirme los botones  de la camisa. Sé que es una tontería, siempre he sido de los que dicen que lo que me has de hacer házmelo en vida y además soy consecuente con mis ideas, pero hoy cuando por la mañana he bajado al bar con la parka de montaña no me veía; por lo tanto me he subido a casa, me he duchado y he vuelto a colocarme la camisa y la corbata.

En psiquiatría distinguen varias fases para este proceso, cinco para ser exactos;

1.       Fase de Negación. Negarse a sí mismo o al entorno que ha ocurrido la pérdida, este no es mi caso

2.       Fase de Enfado, Indiferencia o Ira: Estado de euforia por no poder evitar la pérdida que sucede, se buscan razones causales y culpabilidad. Tampoco es mi caso porque desde el primer día sabia que tenia la batalla perdida

3.       Fase de Negociación. Negociar consigo mismo o con el entorno, entendiendo los pros y contras de la pérdida. Se intenta buscar una solución a la pérdida a pesar de conocerse la imposibilidad de que suceda.  Que cojones vas a negociar si sabes que lo que se va no lo puedes volver a encontrar más en esta vida.

4.        Fase de Dolor Emocional. Se experimenta tristeza por la pérdida. Pueden llegar a sucederse episodios depresivos que deberían ceder con el tiempo. La tristeza por la perdida la sufre todo ser que se precie de ser HUMANO sino no sería humano.

5.       Fase de Aceptación. Se asume que la pérdida es inevitable. Supone un cambio de visión de la situación sin la pérdida; siempre teniendo en cuenta que no es lo mismo aceptar que olvidar. Esta es la fase en la que estoy desde que asentí con la cabeza para que se llevase a cabo la cremación de los restos mortales de Roxy.

Según sus estimaciones suele durar entre 2 y 12 semanas, aunque puede persistir hasta los 6 meses cuando se trata de la pérdida de un ser querido muy allegado. Ya veremos a ver 
Las negritas cursivas agregadas al texto de las fases del duelo son propias.




Bien, pues yo últimamente estoy un poco arto tanto con la psiquiatría como con la psicología. No pienso negar la profesionalidad de los miembros de ambas profesiones, pero después de cerca de diez años en tratamiento, cada día estoy un poquito más al límite.
 Para mi desgracia en estos momentos que quizá fuera cuando más lo necesitaría, pues falta la persona que ejercía como freno de inercia en la mayoría de mis acciones Roxy mi esposa, para mas inri,el psiquiatra que llevaba tratándome desde el principio se marcha al Hospital Clínico y tengo uno nuevo, mi médico de familia que era  formidable en cuanto a medico y persona se me accidenta y probablemente no podrá ejercer más, y  ya no podre decirle lo agradecido que le estoy de los años en que me ha atendido.   
Pero a lo que vamos, voy a la consulta de psiquiatría y me pregunta el pavo entre otras cosas;


-          Comes bien?

-          Hombre dentro de las circunstancias más o menos bien.

-          Has perdido peso últimamente? 
-          Joder pues pesaba 93’200 y ahora peso 82 y poco (con sorna)
-          Sabrás que (una de las medicaciones) también sirve para controlar el apetito

-          (se me hinchan los cojones y ya le contesto con mala leche) Habras leido, que esa medicación la llevo tomando 10 años en la misma dosis y comía como un buey, vamos como que me tuve que controlar porque llegue a los ciento y pico kilos.


Eso el psiquiatra con el fardo de expedienté encima la mesa. Pues joder léetelo, que no cuesta tanto y te haces una idea de que es lo que me pasa, que no voy por gusto.



Con la otra, la psicologa,  aparte de que parece que le gusta exasperarme desde el primer día haciéndome esperar un rato aunque no tenga a nadie, puede que sea una táctica para ver de qué genio entro o que respuesta tengo a la frustración,  en la conversación que mantuvimos a la semana del funeral de Roxy, su solución fue que; “tengo que pasar página”, hala como si estuviera leyendo una novela. Coges 31 años de vida en comun los cierras de golpe y los metes en la estanteria de los libros que ya te has leido. Tira borron y cuenta nueva, me gustaria saber q. relación "tan especial" tiene con su marido.
Si no fuera porque no me quedan mas huevos que ir por las circustancias, los mandaba a la P. M.


Hay veces que hasta los profesionales deberían cerrar la boca y hablar más con sus silencios que con sus palabras. Siempre he pensado que:



Si no tienes nada que decir, escucha”

15 de febrero de 2014

después de la misa «nos dedicamos a cotillear»

Audiencia general del 12/02/2013
El Papa Francisco pide que «en cada comunidad cristiana haya coherencia entre liturgia y vida», pues «una celebración impecable desde el punto de vista exterior, pero que no lleva al encuentro con Jesús, corre el riesgo de no alimentar nuestro corazón y nuestra vida». En su audiencia general de los miércoles, el Santo Padre abordó a fondo «la relación entre la celebración eucarística y la vida de nuestras comunidades cristianas».

Como hace siempre, el Papa interrogó a los fieles, y en esta ocasión fue sobre el cambio de actitud respecto a los demás que trae la Eucaristía: «¿Me lleva a considerar a todos verdaderamente como hermanos y hermanas? ¿Aumenta mi capacidad de alegrarme con los alegres y de llorar con quien llora? ¿Me empuja a acercarme a los pobres, los enfermos y los marginados? ¿A reconocer en ellos el rostro de Jesús?».

Con buen humor y al margen del texto, el Papa añadió que a veces, después de la misa «nos dedicamos a cotillear: ¿Has visto cómo iba vestido este? ¿Has visto cómo iba esta otra? Esto se hace… ¡Pero no se debe hacer!». Lo decía en tono dulce y sonriendo, por lo que no era una verdadera reprimenda. Aun así, los peregrinos se dieron por aludidos y, al tiempo que se reían, se lo agradecieron con un fortísimo aplauso.

El Papa afirmó también que la Eucaristía da «la gracia de sentirse perdonados y de perdonar». La misa comienza con un «Yo confieso…» que «no es una formalidad sino un acto de penitencia». Es importante sentirse perdonados, pero también saber perdonar a los demás.

13 de febrero de 2014

LA FE





En medio del abismo de la duda
lleno de oscuridad, de sombra vana
hay una estrella que reflejos mana
sublime, sí, mas silenciosa, muda.

Ella, con su fulgor divino, escuda,
alienta y guía a la conciencia humana,
cuando el genio del mal con furia insana
golpéala feroz, con mano ruda.

¿Esa estrella brotó del germen puro
de la humana creación? ¿ Bajó del cielo
a iluminar el porvenir oscuro?

¿A servir al que llora de consuelo?
No sé, mas eso que a nuestra alma inflama
ya sabéis, ya sabéis, la Fe se llama.


 Rubén Darío

12 de febrero de 2014

Es tan humano este dolor que siento



Es tan humano este dolor que siento.
Esta raíz sin tallo florecido.
Este recuerdo anclado al pensamiento
y por toda la sangre repetido,

que ya ni me fatiga el vencimiento
ni me sangra el orgullo escarnecido,
mi corazón se acostumbró al tormento
de perder la mitad de su latido.

Ya mi rencor no exige la venganza,
aprendí a perdonar toda esperanza
como un bello pecado original.

Jorge Robledo

11 de febrero de 2014

Hasta en la ausencia estás viva



Hasta en la ausencia estás viva:
porque te encuentro en el hueco
de una forma y en el eco
de una nota fugitiva;
porque en mi propia saliva
fundes tu sabor sombrío,
y a cambio de lo que es mío
me dejas sólo el temor
de hallar hasta en el sabor
la presencia del vacío.

10 de febrero de 2014

El sabio egipcio



A mediados del siglo XX, un turista estadounidense fue a la ciudad de El Cairo (Egipto), con el fin de visitar a un famoso sabio. Al llegar a su casa, el turista se sorprendió al ver que el sabio vivía en un cuartito muy sencillo, lleno de libros. Los únicos muebles eran una cama, una mesa y un pequeño banco. “¿Dónde están sus muebles?”, preguntó el turista. Y el sabio, rápidamente, le contestó: “¿y dónde están los suyos?”. “¿Los míos?”, se sorprendió el turista. “¡Pero si yo estoy aquí solamente de paso...!”. “Yo también, yo también...”, respondió sonriendo el sabio.



8 de febrero de 2014

¡Y sin embargo vivo todavía!




Sus ojos que canté amorosamente,
su cuerpo hermoso que adoré constante,
y que vivir me hiciera tan distante
de mí mismo, y huyendo de la gente,

Su cabellera de oro reluciente,
la risa de su angélico semblante
que hizo la tierra al cielo semejante,
¡poco polvo son ya que nada siente!

¡Y sin embargo vivo todavía!
A ciegas, sin la lumbre que amé tanto,
surca mi nave la extensión vacía...

Aquí termine mi amoroso canto:
seca la fuente está de mi alegría,
mi lira yace convertida en llanto. 


                                                             Petrarca

7 de febrero de 2014

Yo sin ti

Yo sin ti... No soy más que una hoja seca que se ha caído de los árboles del bosque, donde sus ramas juegan con mi alma, donde sus raíces se rompen en pedazos.
Yo sin ti... No soy más que un papel, que no tiene tinta, está sólo en blanco, sus textos no son más que líneas, sus párrafos no son más que extraños.
Yo sin ti... No soy más que un pálido y superficial regazo, un pasado ya, no soy más que una planta sin raíces, sin colores vivos, sólo figuras muertas.
Yo sin ti... No soy más que una sombra, que busca desesperadamente tu luz, no soy más que un corazón abandonado, injustamente castigado por tu silencio.
Yo sin ti... No soy más que una vela, una vela apagada que no busca nada, sólo te busca a ti, sólo a ti, te quiere, sólo busca resplandecerte, quererte.
Yo sin ti... No soy más que tristeza, las palabras rodean toda mi cabeza, mi corazón me dice ten paciencia, mi razón me dice deja la insistencia.
Yo sin ti... No soy más que un teatro, un teatro sin escenario fijo, un nómada hambriento de ti, un hombre enamorada de ti.
Yo sin ti... No soy más que un corazón infeliz...

6 de febrero de 2014

ME DICEN...




Me dicen
tienes la vida por delante
pero yo miro
y ya no veo nada.

Eutanasia, ortotanasia,distanasia. Aclarando conceptos




El concepto de la eutanasia
 
 Eutanasia es una palabra que significa “el bien morir” (eu=bueno,  thánatos=muerte) y  que se ha definido como “la conducta intencionalmente dirigida a terminar con la vida de una persona que tiene una enfermedad grave e irreversible, por compasión o por razones médicas
Aquí un profesional de la salud AYUDA a un paciente a morir cuando su cuerpo ya no responde al tratamiento o cuando la enfermedad está tan avanzada que ya no tiene posibilidad de salir adelante. La eutanasia no es una forma de Medicina, sino una forma de homicidio; y si la practica un médico, éste estará negando la Medicina. 


El concepto de la ortotanasia

Con esta palabra (del griego “orthos”, recto, y “thánatos”, muerte), se ha querido designar la actuación correcta ante la muerte por parte de quienes atienden al que sufre una enfermedad incurable en fase terminal. La ortonasia permite que la muerte ocurra “en su tiempo cierto”, “cuando deba de ocurrir”, “en su justo momento”.
Aquí los profesionales de la salud están capacitados para otorgar al paciente todos los cuidados y tratamientos para disminuir el sufrimiento, pero sin alterar el curso de la enfermedad y por lo tanto el curso de la muerte.


El concepto de la distanasia

La distanasia (del griego “dis”, mal, algo mal hecho, y “thánatos”, muerte) es etimológicamente lo contrario de la eutanasia.
La distanasia es la prolongación innecesaria del sufrimiento de una persona con una enfermedad terminal, mediante tratamientos o acciones que de alguna manera “calman o mantienen” los síntomas y tratan de manera parcial el problema, con el grave inconveniente de prolongar la vida sin tomar en cuenta la calidad de vida del enfermo.
Aquí los profesionales de la salud, practican procedimientos y medidas terapéuticas desproporcionadas, para evitar lo inevitable, la muerte.
La distanasia (también conocida como encarnizamiento o ensañamiento terapéutico) retrasa el advenimiento de la muerte, a pesar de que no haya esperanza alguna de curación. Es por tanto lo contrario a eutanasia.

La limitación del Esfuerzo Terapéutico (LET) 
La decisión de restringir o cancelar algún tipo de medidas cuando se percibe una desproporción entre los fines y los medios del tratamiento, con el objetivo de no caer en la distanasiaósea, en el ensañamiento terapéutico.

 DEFINICIÓN DE LET: Podemos definir LET, como la decisión de retirar o no iniciar un tratamiento (normalmente es relativo a un soporte vital) en un paciente que se considera de “mal pronóstico vital ”, dado que su inicio, no va seguido de una mejora significativa de su supervivencia.  La supervivencia a costa de todo, es una mala práctica clínica (distanasia o encarnizamiento terapéutico).  
Tampoco debemos entender que la ausencia de mejora vital, sea compatible con la retirada de todo tipo de soporte médico y mecánico y se llegue a la eutanasia AYUNDÁNDOLE A MORIR, por lo tanto la eutanasia es un acto de procurar la muerte con el fin de eliminar todo dolor.

5 de febrero de 2014

tu ausencia dolió ... tu recuerdo empezó



 Estaba dormido, no te sentí
desperté, no estabas
pronuncié tu nombre, silencio
volví a llamarte, más silencio
me inquieté, lloré
tu ausencia dolió
... tu recuerdo empezó.

3 de febrero de 2014

Extracto del libro.- Y DESPUÉS DE LA MUERTE ¿QUÉ? II




IMÁGENES BÍBLICAS DE LA MUERTE Y LA VIDA ETERNA

La Biblia nos ofrece numerosas imágenes para fortalecer nuestra esperanza en la vida eterna.
Cada imagen tiene su propia verdad y quiere abrirnos una ventana por la que poder asomarnos al misterio de Dios y del ser humano. Sobre imágenes no se puede discutir. Por lo que atañe a ellas, no se trata de llevar la razón, sino de tener disposición a dejarse conducir por ellas hacia los atisbos de nuestra alma.
Preparar una morada
En el discurso de despedida que pronuncia antes de su muerte, Jesús describe de manera maravillosa lo que nos aguarda en la muerte. Jesús sabe que va a morir en la cruz. [  ] Habiendo superado ya, en su fe, la muerte antes de morir, ahora quiere infundir confianza y ánimo a los discípulos: «No estéis turbados. Creed en Dios y creed en mí. En casa de mi Padre hay muchas estancias; si no, os lo habría dicho, pues voy a prepararos un puesto. Cuando vaya y os lo tenga preparado, volveré a llevaros conmigo, para que estéis donde yo estoy » (Jn 14,1-3). [  ] En su muerte, Jesús nos prepara la morada a la que podremos mudarnos al morir. Cuando muramos, no ingresaremos en algo desconocido y oscuro, sino en algo familiar. Jesús mismo nos ha precedido, preparándonos la morada en la que podremos habitar por siempre.
Cuando morimos, Jesús viene a nosotros para llevarnos consigo, a fin de que estemos para siempre en el mismo lugar que él. Así pues, la morada que nos ha preparado es el lugar en el que podremos habitar junto a él y, con él, en la patria eterna. Y, con Jesús, habitaremos junto al Padre.
La interpretación que Jesús da a su muerte es aplicable también, en cierto modo, a la muerte de las personas a las que nos vinculan la amistad y el amor. Cuando mueren, se llevan ya, por decirlo así, una parte de nosotros a la morada eterna. Todo lo que hemos compartido con ellas -alegría y sufrimiento, amor y dolor-, todas las conversaciones que hemos mantenido con ellas, la cercanía que hemos experimentado: todo eso se lo llevan consigo en su muerte a la morada que nos prepararán.
Quien cree en mí vivirá aunque muera
Joseph Ratzinger interpreta esta visión joánica de la resurrección de un modo tal que «entrar en Cristo, o sea, la fe, se convierte, en un sentido matizado, en un entrar en aquel ser conocido y amado por Dios que equivale a la inmortalidad» (Ratzinger, Einführung, pp. 293-294).

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...